Espada Oxidada

Estoy 

oxidado 

como aquella espada 

que yace en un almacén abandonado, 

esperando un Daimio o un Shōgun que la empuñe 

sin tener vida propia ni afuero 

por una existencia noble. 

Solo me regocija saber 

que el filo de otras 

espadas será la caída 

de otras existencias 

fútiles de este 

desdeñoso 

mundo.

Duraham Lapitp

proyectosbucaramanga@hotmail.com

Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: