Odio Los Domingos

Y los odio mucho, qué día tan desolador. Es como si lo trascendental en la vida se diera tregua entre semana, para luego demolerte los domingos. Recuerdo de niña que cuando mis padres se odiaban, no parecía como si se odiaran, más bien, se les veía tranquilos. Pero una vez en casa, se rebosaba el... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑