El Día de mi Muerte

Un Domingo de Pascuas dejé la vida que ustedes disfrutan, prefiero no decirles mi nombre, tenía trece años. No me suicidé por cierto, en el vecindario y en la casa creyeron que fui yo la imprudente por quitarme la vida.  —Ésta mañana estaba sanita —respondieron mis padres a cada vecino que preguntó.  Llegaron al fúnebre... Leer más →

La Luz del Bosque

Soy una luz.  O al menos, así es como me veo a mi mismo.  Una diminuta e insignificante luz, que recorre caminos ocultos a ojos humanos y que brilla menos a cada latido del corazón del mundo, del corazón del bosque.  Me muevo con el viento, siguiendo caminos que nadie salvo yo recorre, pues nadie... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑