Entre Rascacielos

Esta mañana cuando la alarma sonó a las ocho, Marlon ya había despertado hacía veinte minutos atrás, estaba enérgico y con una sensación de gratitud; el dolor de cabeza que siempre lo acompañaba de manera rutinaria había desaparecido por completo, otra cosa buena de las tantas que empezaron a pasarle desde que llegó a vivir... Leer más →

Desnuda Te Quería el Alma

El encaje de satén era lo de menos  Cuando tu sonrisa iluminaba la recamara Beber el licor era amargo, pero tus besos eran otro cantar  Ojalá durmieras para siempre en mi pecho pero tú eres un ave de libertad Paraíso en mezquindad después de las cuatro horas dónde te quiero navegar, conquistar tu Everest. Gemir... Leer más →

Las Cosas que Nunca te Dije

El tiempo siempre me ha parecido relativo, el amor era una fábula de cuentos clásicos para un corazón roto que buscaba descoserse las alas para ayudar a otros a volar. Ojalá fuera tan sencillo dejar ir recuerdos y sentimientos fugaces de días no grises.  He intentado mantenerme a raya y esta vez quiero que se... Leer más →

El Divino Arte de Olvidar(te)

Sonaba la alarma cada mañana, el cuerpo pesado, carnes despavoridas por toda la casa, copas y botellas de vino vacíos.  Silencio sepulcral, un ruiseñor o tal vez un pájaro cualquiera canturreaba cerca a la ventana de mi habitación. Solo quería cigarros para recordarme a que sabían tus besos.  El café no era lo mismo, no... Leer más →

Por Siempre en su Corazón

Habían pasado los meses, y los mensajes de Fernando eran historia para la dulce Rebeca, quién en su habitación releía aquél estúpido libro que había comprado para que Fernando la viera como la intelectual que ella se sentía. Sus lentes guardados en su bolso de mano, la televisión encendida para no sentirse sola en su... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑