Odio Los Domingos

Y los odio mucho, qué día tan desolador. Es como si lo trascendental en la vida se diera tregua entre semana, para luego demolerte los domingos. Recuerdo de niña que cuando mis padres se odiaban, no parecía como si se odiaran, más bien, se les veía tranquilos. Pero una vez en casa, se rebosaba el... Leer más →

Alma Azul

Una noche pensando en mayúscula, mientras escribía sobre la historia de un viernes bien deformado, de pronto, una sombra en el hemisferio me observaba desde lo más alto de mi ventana inconsciente, un shock plural interrumpió mi breve silencio y un cristo que llevaba dentro de mí se descrucificó, su mirada magnética se colgó ante... Leer más →

Vómito Solar

A veces quisiera agarrarte a patadas, a veces el dolor se me cambia de tono y se me vuelve rabia y furia e indignación y ganas de agarrarte de la camisa y arrancarte de un arañazo todo lo que te di, tanto de mi y de mi debilidad. No sé a quien odio más, si... Leer más →

Vaticinio

La primera vez que sospeché que mi hijo podía predecir el futuro fue durante el cumpleaños número ochenta y uno de mi padre. Les invité a cenar a mi casa. Compramos un pastel de tres leches para partir después de comer. Recuerdo que coloqué las velas en el pastel, como mi padre hizo tantas veces... Leer más →

La Protectora

Si la vida fuera perfecta y las aves, los montes y las calles fueran tan verdes como el esplendor de los amantes que sueñan y de los pajarillos que cantan en las mañanas, no estaría el día de hoy frente  a esta estúpida litera cantándole al cielo en busca de la libertad, sintiendo el olor... Leer más →

Discordante

La extrañeza de dos cuerpos que se han querido en muchas vidas nos invade. Hoy tu ausencia comparte sitio junto a mi soledad. Quisiera decirte que en verdad no iba a marcharme, pero sería pisotear ese decadente amor propio que de vez en cuando salvo para que mi llama siga ardiendo.  Me han dicho que... Leer más →

Hace Siete Años

El viento intenso que siempre sopla en ese preciso punto de la ciudad hace que su cabello se enrede en su rostro, se detiene un momento, saca una liga de su bolsillo y se recoge el pelo en una cola alta. Lleva su bolso para adelante, lo abre y esculca, pero antes de encontrar algo,... Leer más →

En el Filo de la Montaña

El peor agobio de todos, era haber vivido como humano. Truenos ensordecedores y vientos abominables, los susurros de la montaña para los hijos de la tierra. Blanco de la nieve, explosión sorda, ventiscas que castigan los cuerpos de quienes transitan en el baldío de las montañas. El cazador había caminado envuelto en pieles que no... Leer más →

Desnuda Te Quería el Alma

El encaje de satén era lo de menos  Cuando tu sonrisa iluminaba la recamara Beber el licor era amargo, pero tus besos eran otro cantar  Ojalá durmieras para siempre en mi pecho pero tú eres un ave de libertad Paraíso en mezquindad después de las cuatro horas dónde te quiero navegar, conquistar tu Everest. Gemir... Leer más →

Cadáver de Mármol Blanco

Me paralicé. Como en aquel momento, en aquel instante, me paralicé. Mis músculos están duros como piedra como ese día. El blanco de mi pollera, con el blanco de mi piel, con el blanco de la pared fría, dura y áspera (que por momentos me sostenía, pero a la vez no me dejaba escapar) se... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑