Entre Rascacielos

Esta mañana cuando la alarma sonó a las ocho, Marlon ya había despertado hacía veinte minutos atrás, estaba enérgico y con una sensación de gratitud; el dolor de cabeza que siempre lo acompañaba de manera rutinaria había desaparecido por completo, otra cosa buena de las tantas que empezaron a pasarle desde que llegó a vivir... Leer más →

Odio Los Domingos

Y los odio mucho, qué día tan desolador. Es como si lo trascendental en la vida se diera tregua entre semana, para luego demolerte los domingos. Recuerdo de niña que cuando mis padres se odiaban, no parecía como si se odiaran, más bien, se les veía tranquilos. Pero una vez en casa, se rebosaba el... Leer más →

Infierno Obsesivo

¿Alguna vez has intentado en tu propia decadencia y miseria, lleno de angustia y desesperación interior, poder quitarte ese tormento calcinante que te impide salir adelante, al progreso, al éxito, donde sólo existen las cuentas por pagar y un trabajo mal remunerado? Miro a través de la ventana del Cabo Baja, el autobús que corre... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑